En el ámbito de la nueva economía en la que nos encontramos, la compensación que recibas no vendrá determinada por lo mucho que trabajes, sino por el valor que aportas al mundo que te rodea.

Si actualmente cobras 20 € la hora, ese dinero lo recibirás no simplemente porque aparezcas por la oficina y ocupes una mesa durante esos sesenta minutos, sino debido a que has aportado el valor percibido de 20 € durante esos sesenta minutos.

De manera que la remuneración económica que recibes viene determinada no por cuánto tiempo pasas trabajando, sino por cuánto valor añades.

Por eso un neurocirujano cobra muchísimo más que un empleado de McDonalds.

¿Es qué el neurocirujano es mejor persona que el empleado de McDonalds?. No necesariamente.

¿Es el neurocirujano más trabajador?. Probablemente no.

¿Es el neurocirujano más inteligente?. Quién sabe.

Pero una cosa es segura, el neurocirujano ha acumulado mucho más conocimiento especializado y específico que el empleado de McDonalds.

Hay muchas menos personas que puedan hacer el trabajo del neurocirujano y, como resultado de eso, se le percibe como mucho más valioso para el mercado laboral.

Valor

Por esa razón, el neorucirujano recibe un salario diez veces superior al de la persona que prepara hamburguesas.

El dinero simplemente se convierte en un símbolo de cuánto valor ha aportado cada persona al mundo.

De manera que para recibir un salario mayor por tu trabajo, tienes que aportar más valor al mundo. Y el mejor modo de iniciarse en esta labor es empezar a ser una persona más valiosa.

Adquiere capacidades que otros no posean. Lee libros que nadie más esté leyendo. Ten ideas que a otros no se les ocurran.

O, dicho de otro modo, no puedes conseguir todo lo que quieres si sigues siendo la persona que eres.

Para sacar más de la vida, tienes que ser más en la vida.


Fuente: Lecciones Sobre La Vida Del Monje Que Vendío Su Ferrari, de Robin S. Sharma

 

 

 

Abrir chat
1
Hola, soy Juan Antonio, ¿en qué puedo ayudarte?